Estamos más cerca de conocer si hay vida fuera de la Tierra