Microsoft espera llegar a los 400 millones de equipos antes y solo con Windows 8