Logra conectarse a Internet con un ordenador de cinco años antes de que se creara la Red