El reinado de Justin Bieber en Twitter se tambalea