Un empleado de Google pierde el prototipo del Nexus 4 en un bar de San Francisco