El FBI desmantela una red internacional que infectó 11 millones de PC de todo el mundo