Una adolescente droga a sus padres para conectarse a Internet sin límites