La quimioterapia en mujeres embarazadas podría no afectar al bebé