Andrea Bocelli canta con la orquesta sinfónica de Lucca, dirigida por un robot