El superávit de la Seguridad Social se mantiene pero cae un 29,5 por ciento