Una zarigüeya se convierte en toda una estrella del snowboard