El famoso 'cara anchoa' se salda con una multa de 30 euros al repartidor