Sin 'wasapear' algunas horas, una prueba para la paciencia de muchos