400 voluntarios velan por la salud de los peregrinos