Lágrimas y abrazos que emocionaron a los voluntarios que recibieron a los migrantes del Aquarius