Más del 80% de las personas sexualmente activas tendrán el virus del papiloma