Lección de un bebé prematuro feliz: "La vida es preciosa"