Se entrega a la Policía tras confesar que ha matado a su mujer en Zaragoza