La indignante imagen de un violador riéndose de sus víctimas en el juicio