El viento arranca las aspas de uno de los molinos de don Quijote