Un experimento social hace cambiar a 27 jóvenes su regalo de Navidad