El vídeo de un poni comiendo en una trona causa indignación en la red