La autopsia confirma que el hombre atacado por sus tirantes fue sorprendido por la espalda