Murieron atrapados por las llamas