La primera ola de calor del verano llega con fuerza: Alerta roja con 44 grados