Los que disfrutaron de sus días de descanso en septiembre vuelven a casa