Una universitaria monta su propio 'chat erótico' en la biblioteca de su facultad