Los ultras del Leicester se divierten humillando a las mendigas