El último detenido por la muerte de Jimmy, un comerciante padre de dos hijos