Los investigadores temen que se haya producido una explosión en el submarino desaparecido