El tribunal considera que 'la Manada' no utilizó la violencia contra su víctima