El calor no da tregua: Riesgo extremo por temperaturas de hasta 47 grados