Un trasplante fecal salva la vida a una niña de cuatro años