Trágico final para la tortuga tailandesa de las mil monedas