El sufrimiento de una tortuga con una pajita clavada en la nariz