Las tormentas inundan la zona de acampada del Festival Medusas