Las tormentas dejan el centro peninsular anegado