Una tormenta "gigante" avanza rápidamente por el Océano Atlántico