Este es el vértigo que se siente al descender por el tobogán más alto del mundo