Un estudio afirma que el vino tinto nos puede ayudar a mantenernos jóvenes