El tierno momento en el que un padre se rapa al cero para animar a su hija con alopecia