Un enorme tiburón muerto aparece en el carro de la compra de un supermercado