El terror de una pareja rodeada por las llamas en su coche: ¡Fuego, Dios esto es horrible!