El temporal de viento y lluvia deja sin arena centenares de playas