Medio mundo paralizado por el frío y la nieve