El temporal deja sin clase a cerca de 5.000 niños en todo el país