Las temperaturas caen con mínimas de diez grados bajo cero en el interior peninsular