Como si fuera de papel, así arranca el fuerte viento un tejado en Cáceres