Los taxistas apuestan por el uniforme