Fue a borrarse un tatuaje y terminó con daños en un pie por negligencia